Функционирует при финансовой поддержке Федерального агентства по печати и массовым коммуникациям

Nuevo templo ruso acogerá feligreses en Praga

13 Enero 2013
En Praga, la capital de la República Checa, abrió sus puertas la iglesia rusa de la Gran Mártir Santa Ludmila de Bohemia.

Los parroquianos son no solo nuestros compatriotas, sino también los habitantes de la república. 

La iglesia de Santa Ludmila se diferencia de muchos templos rusos en el exterior. Es que el edificio de culto no fue construído especialmente. Antes era el pabellón de exposición de la representación comercial rusa, que ahora fue remodelado. En tiempos de la Unión Soviética en ese pabellón, de unos quinientos metros cuadrados de superficie, se exponían maquinarias agrícolas y de construcción – tractores, combinadas, bulldozers y camiones. En la década de los noventas en una pequeña parte del local se instaló una exposición de automóviles antiguos. Y el resto del recinto empezó a deteriorarse: el techo goteaba, el sistema de calefacción dejó de funcionar.

La idea de entregar el local a la Iglesia Ortodoxa Rusa resultó ser muy oportuna, ya que no hay suficientes templos para rebaño ruso en la república, dijo el superior de iglesia, arcipestre Vladímir Abrósimov: 

—Doce años atrás en el predio de la Embajada de Rusia en Praga se construyó un templo consagrado a San Jorge Mártir. Pero, con el discurrir del tiempo, la comunidad ortodoxa de compatriotas creció y la iglesia ya no daba cabida a todos los feligreses. Entonces fue cuando se planteó la cuestión de tener una nueva iglesia. Por otra parte, la iglesia de San Jorge se aloja en el recinto de la embajada, que tiene un régimen especial y no todos pueden entrar libremente en el templo.

El nuevo edificio resultó ser más que apropiado. “No esperaba que el local laico pudiera ser tan bien remodelado” –compartió sus impresiones el jefe del Departamento de Administración de las Instituciones en el Exterior del Patriarcado de Moscú, arzobispo de Yegórievsk, Mark, que, dicho sea de paso, celebró la ceremonia ritual menor de consagración del nuevo templo: 

—Lo interesante del caso es que el propio edificio es circular. Pero, la parte entregada para el altar, estaba ubicaba precisamente al oriente. Todo fue construido de tal manera, que daba la impresión de que los constructores tenían planeado desde el principio levantar un templo. La propia forma circular es tradicional para los templos cristianos tempranos. Me gusta mucho el nuevo templo y el ambiente que reina en él.

La primera ceremonia religiosa se celebró la víspera de Año Nuevo. Y el primer oficio divino festivo se realizó el 7 de enero, el día de la Navidad Ortodoxa Rusa. Los parroquianos ya acuden activamente a esta nueva iglesia. Entre ellos hay tanto checos y eslovacos, como rusos, ucranianos, moldavos, georgianos.

A propósito, el hecho de que la nueva iglesia lleve el nombre de Santa Ludmila del Estado Checo, no es casual. Esposa del Príncipe checo del siglo IX, Bořivoj I, y primera patrona del Estado checo, contribuía a la difusión del cristianismo en el país. Gracias a ella, muchos en aquellos tiempos se apartaron de la idolatría. Los idólatras no pudieron perdonar a la princesa Ludmila el abandono de “la fe de los antepasados” y la asesinaron pérfidamente. En la Ortodoxia rusa la princesa checa es venerada a la par con los santos rusos.

En setiembre de 2012 en la hospedería de la Iglesia Ortodoxa de las Tierras Checas y Eslovaquia en Moscú, se inauguró un monumento a esta mártir cristiana. Desde entonces Santa Ludmila es el símbolo de la amistad entre los dos países: Rusia y la República Checa. En este país hay ya tres templos de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Dos de ellos están en Praga – la iglesia de San Jorge y de Santa Liudmila de Bohemia, y otro más en Karlovy Vary.

La Voz de Rusia

Otras noticias de esta sección Cristianismo
Otras noticias
январь 2013
Пн Вт Ср Чт Пт Сб Вс  
1 2 3 4 5 6  
7 8 9 10 11 12 13  
14 15 16 17 18 19 20  
21 22 23 24 25 26 27  
28 29 30 31  
добавить на Яндекс добавить на Яндекс