Функционирует при финансовой поддержке Федерального агентства по печати и массовым коммуникациям

El Beatísimo Arzobispo de Atenas y toda Iliad Jerónimo: estar juntos en la fe en Cristo

13 Junio 2012
El Jerarca Superior de la Iglesia Ortodoxa de Iliad otorgó una entrevista al periódico “Tribuna”.

A pesar de un vínculo profundo y antíguo entre nuestros pueblos e Iglesias, esta es su primera visita a Rusia y está dedicada a las grandes fiestas ortodoxas de la Asunción del Señor y de los santos Cirilo y Metodio.¿ Cuál es el objetivo de esta visita, qué quisiera Usted adquirir en la tierra rusa y qué quisiera compartir? No pudiera Usted contar sobre las impresiones de su visita.

La tradición ortodoxa prevé tal intercambio de  visitas entre los Jerarcas Superiores de la Iglesia, tanto oficiales, como no oficiales. Esta visita al nivel oficial, la realizé realmente por primera vez. Es mi primera visita oficial a Rusia, y agradezco al Santísimo Patriarca Cirilo, quien nos invitó y recibió aquí con tanta hospitalidad. Tales encuentros, a mi juicio, son muy necesarios para los Jerarcas Superiores de las Iglesias para confirmar y afianzar los lazos seculares entre nuestras Iglesias, conocernos más de cerca, intercambiar opiniones sobre varios asuntos, tanto eclesiásticos como sociales.

¿Cuál es su impresión del encuentro con el Presidente de Rusia Vladimir Putin?

El encuentro con el Presidente Putin fue muy importante para nosotros. Me convenc de que este hombre es un líder muy serio que provoca confianza y el sentido de seguridad. Tuvimos la oportunidad de hablar con él bastante rato, discutir varios problemas. Hablamos sobre la Ortodoxia, sobre los problemas que  tienen que ver con la situación política general en Grecia. Subrayamos, sobre todo, la necesidad de cooperar. Pedí a Vladimir Putin, en el límite de las posibilidades que tiene, de encontrar los medios para continuar y desarrollar los vínculos entre Grecia y Rusia. Nuestro país lo necesita mucho.

Grecia atravieza tiempos difíciles, y la Iglesia Ortodoxa comparte estas dificultades con el pueblo de Iliad. Se sabe que la crisis económica golpeó fuertemente a la gente, cerca de tres mil personas no aguantaron las pruebas y se suicidaron cometiendo un pecado mortal. ¿Cuál es el estado de ánimo de los parroquianos de la Iglesia Ortodoxa Griega? ¿Cómo la Iglesia participa de las penas del pueblo?

Es verdad que la sociedad griega se encuentra en el estado de una profunda crisis económica. Y, por supuesto, esta crisis económico-financiera  no transcurre  como aislada. Proviene de una profunda crisis espiritual. Para nosotros es evidente que cuando la persona abandona la vía trazada por Dios, y vive de manera egoista, cuando cada uno por separado busca el medio para facilitar su vida, ignorando a los demás, no es de sorprenderse que en este caso puede estallar una crisis. Esto se refiere no sólo a Grecia, sino a culaquier lugar en el planeta donde pueden ocurrir las crisis. Es verdad que la situación llegó incluso a suicidios, sobre todo entre los empresarios que entendieron que no podían con la carga de las deudas no pagadas. Pero la cifra de suicidios que Usted menciona, está exagerada. Este tema fugura entre aquellos que suelen hiperbolizar.

Nosotros junto con la Iglesia de Iliad sufríamos por los destinos de los sacerdotes griegos que fueron perseguidos. ¿Qué le parece, no serán estas quejas sólo un pretexto para ejercer una presión sobre la Iglesia?

Está Usted exajerando un poco. Estas persecuciones tuvieron lugar sólo en relación a un solo sacerdote de la iglesia Ortodoxa Griega – el abad del convento de Afon Vatopedsky el archimandrita Efrem. Aunque esto nos afligió mucho a todos. Sin embargo, en Grecia el poder judicial es independiente, y en cuanto a esta situación, todavía no está claro quién tiene la culpa. Nosotros, de nuestra parte, simplemente decidimos prestar apoyo a nuestro hermano, un sacerdote, quien, además, es una personalidad desatacada. Realmente él se encontró en una situación compleja.

Se sabe que la Iglesia Ortodoxa Rusa recaudó y donó a la Iglesia Ortodoxa de Iliad la ayuda material. ¿Cuál es su actitud hacia esto?

No  se trata de un fenómeno que acaba de aparecer en la vida de la Iglesia. Todavía en el Nuevo Testamento se mencionaban los episodios cuando los cristianos de un lugar recaudaban medios para sus hermanos necesitados de otra localidad. No obstante, nos conmovió mucho este gesto cristiano iniciado por el Santísimo Patriarca Cirilo y el clero ruso. Estamos sinceramente agradecidos por  las donaciones. Este dinero – 17 millones de rublos – serán entregados a la Iglesia Ortodoxa de Iliad y fortalecerá la ayuda que nosotros brindamos a la gente que se encontró en una dura situación. Presentaremos al Patriarcado de Moscú la cuenta detallada del gasto de estos medios financieros. Sin embargo, nos conmueve más no tanto el volumen de las donaciones, sino la propia iniciativa sincera de recaudar esta ayuda, el propio gesto de buena voluntad, el deseo de apoyar a los griegos que se encontraron en una situación compleja. Se sabe que hace unos siglos los griegos también ayudaron al pueblo ruso.

¿Que direcciones de colaboración con Rusia son prioritarias para la Iglesia de Iliad y en qué aspectos se logró avanzar más como resultado de la visita?

En todos los tiempos existía la necesidad de comunicación entre la gente. Pero en nuestra época tal necesidad es aún más pertinente. Sobre todo si se trata de la comunicación entre los pueblos ortodoxos. Discutimos muchos temas, muchos asuntos con el Patriarca Cirilo y llegamos a la conclusión que esta comunicación debe ser más regular, y nuestros esfuerzos – más comunes, más unidos. Esto contribuirá al fortalecimiento de la Ortodoxia. En primer lugar nosotros pusimos, claro está, la comunicación espiritual y los contactos personales, pero así todo, no excluimos los aspectos económicos. Hablamos con el Patriarca sobre la búsqueda de los métodos que pudieran contribuir al desarrollo económico y de infraestructura de la propiedad de la Iglesia Ortodoxa Griega. Tal desarrollo ayudaría tanto a la Iglesia de Iliad como institución, como a los esfuerzos comunes para superar la crisis en Grecia en general.

Monseñor, no pudiera Usted explicar de qué colaboración concretamente se trata?

La Iglesia de Iliad actualmente se encuentra en una situación financiera muy dura. Pero tiene grandes posibilidades ya que dispone de grandes inmuebles – los terrenos y los bienes inmuebles en las ciudades. Estamos buscando a la gente que pudiera administrar y utilizar estos bienes inmuebles, hablando en el idioma laico, aprovecharlos. Necesitamos a la gente que nos dé ciertas garantías en las que podamos confiar. No tenemos profesionales nuestros en esta esfera. Y para nosotros sería una garantía si tales personas vinieran de parte del Patriarcado de Moscú. Claro está,  que el Patriarca Cirilo no se ocupa de este tipo de colaboración, pero para nosotros es muy impportante saber su opinión sobre la gente y las posibilidades que existen aquí.

Según yo sepa, Ustedes discutieron también el desarrollo de los viajes recíprocos de los creyentes, el peregrinaje que se hizo popular últimamente entre los rusos y griegos?

Por supuesto, de esto se trataba también en el transcurso de la visita de nuestra delegación bastante nutrida. Pero, al decir la verdad, no conozco bien este asunto, sería mejor que Usted consulte con nuestros especialistas que se ocupan de esto, ellos le contarán.

¿Qué pudiera desear a los lectores de “Tribuna” que tiene diferentes creencias religiosas, o a los ateistas?

A todos los lectores de “Tribuna” y a cada uno de ellos, quisiera desearles salud, fuerzas y que tengan la libertad de tomar sus decisiones y responder por la elección que hagan.

 

Conversó Mikhail Morozov

Fuente: Sitio oficial del Departamento de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa 

добавить на Яндекс добавить на Яндекс