Функционирует при финансовой поддержке Федерального агентства по печати и массовым коммуникациям

Arcipreste Pavel Velikanov: "Nuestra tarea es educar a la persona de manera armónica, íntegra, que ame a Dios y a la Iglesia"

30 Octubre 2011
Las escuelas teológicas de Moscú pasan al sistema de Bolonia. Acerca de los cambios que trajo el nuevo año de estudio, sobre cuáles son los "pros" y los "contras" del nuevo sistema, su recepción entre estudiantes y profesores  y sobre cuáles son los deberes de un tutor, relata en una entrevista para el portal "Día de Tatiana" el pro-rector para la labor científica y teológica de la Academia Teológica de Moscú (ATM) el Arcipreste Pavel Velikanov.

"Día de Tatiana" : Padre Pavel, ya ha pasado más de un mes desde el comienzo del nuevo año de estudio. ¿Qué cambios para Usted personalmente como pro-rector son los más visibles, los más tangibles, en la transición hacia el nuevo sistema? ¿Sobre qué hablan los profesores de las escuelas teológicas de Moscú?

Arcipreste Pavel Velikanov : El Inicio del nuevo curso académico fue marcado por una serie de cambios en nuestro centro de estudio religioso. En primer lugar, han cambiado, sustancialmente, el calendario académico y el horario de clases en dirección hacia un aumento. El año de estudio será ahora más prolongando por casi un mes y medio, la duración de las conferencias también se incrementa al nivel de las conferencias académicas -una hora y media. En consecuencia, se reduce el tiempo general de las vacaciones, en lugar de la división tradicional en dos mitades, el período de vacaciones será común para todos, cuando todos los estudiantes se van de vacaciones. Estos cambios son causados por la necesidad de cumplir con los estándares federales de educación, sin lo cual es imponsible pretender a una acreditación en el futuro.

Por otra parte, como lo demuestra la nueva práctica, en general, esta nueva innovación fue valorada positivamente, tanto por profesores y estudiantes. Un buen profesor estará sólo contento del aumento del tiempo de sus conferencias, por otra parte, los obligatorios cinco minutos de descanso dentro de una misma conferencia ofrecen un poco de relajamiento y permiten volver al estudio de la materia con renovadas fuerzas.

Ha sufrido muchos cambios y el plan de estudio. En el transcurso del trabajo del Consejo científico metodológico de la Academia fue preparado un detallado mapa funcional del sacerdote, de acuerdo con el cual y se llevó a cabo un análisis del plan de estudios existente anteriormente. En consecuencia, los cambios, reflejados en el nuevo plan de estudios, implican no sólo la estructura de las disciplinas de estudio en el seminario, sino también su composición, interrelación, así como también y los métodos de estudio.

La facultad preparatoria fue modificada radicalmente. Ahora aquí se presta mucha mayor atención a los temas que son totalmente necesarios para recibir una educación universitaria de pleno valor. Tenemos en cuenta, sobre todo, el estudio del idioma ruso y la cultura del habla. Desafortunadamente, cada vez más decae el dominio de la lengua materna entre los candidatos a ingresar a nuestro centro de estudio. Teniendo en cuenta el hecho de que algunos de nuestros estudiantes son ciudadanos de las ex repúblicas soviéticas, donde el habla rusa casi en ninguna parte se estudiaba, es que queda claro, que si un estudiante no domina la lengua rusa, entonces, ése estudiante no podrá aprender. Un serio problema para el estudio de las lenguas extranjeras ha sido siempre que el nivel de los estudiantes que ingresan es muy diferente entre sí, desde el desconocimiento completo hasta el dominio profesional. En este nuevo año académico fue realizado por expertos especialmente invitados un ensayo general para evaluar el dominio del lenguaje oral y escrito, y de acuerdo a los resultados fueron conformados pequeños grupos para el estudio del idioma inglés. Ante ellos fue puesta la tarea de lograr el nivel básico (A2) entre los estudiantes que del todo no estudiaron inglés y, para los que ya tienen habilidades, elevarlos al siguiente nivel. En parte esto es un experimento para ver en la práctica si es realmente posible lograr el nivel B2 en el dominio del idioma inglés en los dos años dedicados a este estudio en la licenciatura.

Dado que consideramos que la principal tarea de la facultad preparatoria es inculcar a los alumnos el amor por los estudios y las habilidades para realizar un trabajo académico efectivo es que se introdujo la "Metodología de la actividad de estudio”, asignatura nueva en el seminario. En los marcos de esta asignatura no sólo se habla de cómo escribir correctamente un ensayo o una composición, o cómo prepararse para un exámen oral, o dónde buscar cierta información, o cómo utilizar el catálogo electrónico de la biblioteca académica, sino que también se estudian y problemas más amplios como la correcta organización del regimen del día, la distribución del tiempo, la cultura del pensamiento, etc. Esta asignatura es impartida por el jefe del servicio informativo de la Academia, Oleg Anatolevich Sujanov, que tiene una amplia experiencia en la formación de jóvenes profesionales en la redacción del centro analítico-informativo "Bogoslov.Ru".

Mucho esfuerzo ha requerido la introducción de clases individuales para el afinamiento de la voz y vocal. No es ningún secreto que la cultura del canto en nuestra sociedad es extremadamente baja, y todo esto no propicia la aparición de cuadros de talento, en relación al canto, para los coros de las iglesias. Cuando nosotros aplicamos el mapa funcional elaborado por nosotros al proceso de enseñanza actual, se hizo evidente que es necesario cambiar de raíz el método mismo de la enseñanza de canto. Por eso, la resolución del problema del canto ha sido dividida en dos direcciones: preparación teórica con elementos de solfeo y lecciones con cada estudiante para desarrollar habilidades vocales. Este mes, además, comenzarán también las clases individuales para la lectura litúrgica en idioma eslavo eclesiástico, esta práctica, existente ya antes, es bastante razonable y útil. Sólo que ahora se centrará en crear habilidades prácticas en la lectura de los textos religiosos en el templo, leer correctamente, no sólo en el sentido de leer sin errores. Estas habilidades serán compartidas por los mejores cantantes y lectores de la Lavra de la Santísima Trinidad y San Sergio.

Las demás asignaturas, tradicionales para el primer año de estudio en el seminario, que son la historia bíblica, la historia de la Iglesia, la catequesis, la formación liturgica, también han sido cuidadosamente analizadas desde el punto de vista del cumplimiento de los objetivos del proceso educativo. Aparecienron, en consecuencia, otras diferentes, y en nombre y en materia de contenido, discuplinas: introducción a la doctrina bíblica, a la doctrina ortodoxa, fundamentos de litúrgica, y un curso de introducción a la historia general de la Iglesia y la historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Una feliz y nuevo acontecimiento para nuestro centro de enseñanza fue el suministro, en un cien por ciento, de los materiales didácticos antes del inicio del año de estudio. Todos estos materiales, actualmente, se están aprobando en sus respectivas cátedras, resultado de lo cual será la publicación de ellos en forma impresa y electrónica.

Un fenómeno totalmente nuevo es la aparición del instituto de tutores. Nosotros no copiamos mecánicamente los modelos existentes de trabajo de tutores, sino que tratamos de utilizar la experiencia de otros adaptada a nuestras reales condiciones. Es demasiado pronto para decir cuáles serán los resultados, pero hay motivos suficientes para creer que el hecho de que aparezca junto a un estudiante una persona jóven, que aún no se siente plenamente a sí mismo un gran maestro y un experto en todas las áreas, pero, y al mismo tiempo, que tiene ya cierta experiencia, y de vida y de estudio, será de utilidad en todos los aspectos.

D.T.: En su opinión, ¿cuáles son los cambios más sensibles para los estudiantes?

P.V.: Como ya se ha mencionado más arriba, lo primero es la duración de las clases y el año académico. Cambios más significativos les esperan a los estudiantes y a los profesores, en igual medida, en el futuro año académico, cuando comience a implementarse el nuevo horario, así como el sistema de control de calidad de la educación.

D.T.: Si Usted estudiara ahora ¿cuáles serían sus impresiones como estudiante? ¿qué novedad sería la más relevante?

P.V.: Es difícil de decir. Las escuelas teológicas de Moscú es un organismo muy íntegro, pero, al mismo tiempo, complejo y multidireccional en su actividad, en la cual, el proceso educativo es una parte importante,  pero que está  lejos de determinarlo todo. Por eso, ante cualquier tipo de cambios, yo diría, siempre queda la "densa" vida litúrgica del monasterio, que de manera inadvertida impregna toda la atmósfera, incluida y la de las escuelas teológicas. Y esto es especialmente impresionante. La vida dentro de los muros del monasterio y la de fuera, realmente, son de naturaleza muy diferente.

D.T.: En relación a la transición hacia el sistema de Bolonia ¿Qué ha cambiado en el conjuntos de las disciplinas que se imparten a los estudiantes del seminario? ¿Se han añadidos nuevas materias o se han eliminado algunas anteriores?

P.V.: El hecho es que ahora estamos en el proceso de estos cambios. El problema de la transición al nuevo sistema modular de crédito está directamente relacionado a la resolución de los problemas de financiamiento y el paso a la nueva plantilla. Nosotros por eso, llevando a efecto los cambios, por un lado, hemos tenido en cuenta el objetivo final, que es el sistema modular y, por el otro, nos hemos visto obligado a actuar en los rígidos marcos del existente sistema de organización del proceso educativo y su forma de pago.  Todo esto explica el porqué no sucedió un cambio de magnitud  en el conjunto de las disciplinas de estudio que no ha sucedido: más bien se llevó a cabo la optimización de las materias, en algunos casos cambió el tiempo asignado para el estudio de la materia, algunas materias han pasado al plan de estudio de la magistratura, por ejemplo,  la Bizantología y la Historia de las Iglesias Ortodoxas Autocéfalas en su completo contenido. En general, en el nuevo plan de estudios, hemos tratado de mantener un equilibrio entre las disciplinas bíblicas, teológicas, litúrgicas, históricas y prácticas. Sería incorrecto pensar que el existente programa de estudio no cumplía con los objetivos de la capacitación de sacerdotes: él necesitaba de una revisión, pero esto no quiere decir que, en principio, no se pueda utilizar. Hablamos, más que todo, no sobre cambios en el contenido, sino sobre los métodos de educación y supervisión.

D.T.: En su opinión ¿Cuáles son los “pro” y los “contras” de estos cambios?

P.V.: Es demasiado pronto para hablar de resultados, todo está muy reciente y se encuentra en un período de establecimiento. Después de un año algo se podrá analizar, no antes.

D.T.: Tutor es un cargo nuevo para el sistema ruso y poco comprensible. ¿Quiénes pueden llegar a ser tutores en las escuelas teológica de Moscú, cómo eligieron a las personas para este cargo? ¿Cuál es la responsabilidad del tutor, qué temas consultará con él el seminarista? Involuntariamente se sugiere una analogía entre el tutor y el confesor, sin embargo, ¿quizás sea esta una asociación algo incorrecta?

P.V.: No, por supuesto, entre las funciones del tutor no está incluida la atención pastoral. Para ello existen padres espirituales de gran experiencia entre los monjes del monasterio, de las parroquias de Sergiev Posad y de otros lugares. La tarea del tutor es ayudar a organizar el proceso de estudio del estudiante con la máxima eficacia, no sólo en términos de los requisitos formales de los profesores, sino también en términos de desarrollo personal, habito de lectura, habilidades de referencia y luego de investigación. Es más bien un hermano mayor o un amigo, pero no confesor.

D.T.: El nuevo sistema entró en vigor este año. ¿Qué hay de los que ya están en el seminario uno, dos, tres años? También a ellos se les trasladó al nuevo sistema o es que ¿en las escuelas teológicas de Moscú operan simultáneamente  los dos sistemas: el antiguo para los que ya han estudiado cierto tiempo y el nuevo para los que entraron este año? ¿Cómo, en este caso, es posible distribuir la carga de los profesores?

P.V.: El hecho es que la transición a un nuevo sistema educativo es gradual, ya este último año académico se habían realizado una serie de cambios en el conjunto de materias impartidas, en las formas de evaluación, etc, y esto no sólo en la licenciatura, sino también en la magistratura. Sin embargo, sólo a partir de este año académico es que se comenzó a implementar  plenamente el nuevo sistema, en el caso de los cursos de cuarto y quinto año del seminario, así como también el tercer año de la Academia, continuaron de acuerdo al anterior plan de estudio. La distribución de la carga a los profesores en esta situación es toda una hazaña para la parte educativa.

D.T.: En su columna del 18 de septiembre Usted mencionó el problema sobre las obediencias. ¿Así era de actual, y así de agudo era este problema en sus años de estudios? ¿Como estará el hecho de las obediencias este año? ¿Por qué no se pueden asignar determinadas horas para el trabajo físico que no coincidan con el tiempo de las lecciones, conferencias?

P.V.: Si se pudiera asignar determinado tiempo para las obediencias, a como se ha hecho, por ejemplo, en el seminario de Smolensk, eso sería una solución ideal del problema. Pero el hecho es que las escuelas teológicas de Moscú son una familia muy grande que requieren de un considerable esfuerzo para mantener su abastecimiento de vida. Esto no es sólo "trabajo físico": hay muchas otras obediencias que exigen para su cumplimiento una buena parte del tiempo de los estudiantes. Algunas obediencias, por ejemplo, el canto en los coros, por su esencia, es parte inherente de la práctica litúrgica; sin embargo, cuando un estudiante falta a clases por causa de un ensayo en el coro, en mi opinión, eso está mal, y de ninguna manera es justificable.

D.T.: ¿Cuál es el nuevo sistema de control que, a como Usted ha escrito, “supone una evaluación, objetiva e independiente del profesor, de los conocimientos y habilidades de los estudiantes a principios, mediados y fines del curso de estudio"? ¿Significa esto que los trabajos escritos, ensayos y respuestas orales serán totalmente sustituidos por tests? ¿O se presupone algo más?

P.V.: Sí, Usted tiene toda la razón: antes que nada se está hablando sobre evaluaciones regulares, que serán llevadas a cabo no por los mismos profesores, sino por colaboradores especialmente asignados para esto del departamento de metodología de la educación. Esperamos que en los marcos de la transición a la nueva planilla aparezca en la estructura de la Academia una entidad administrativa independiente cuya principal tarea será la elaboración y optimización del nuevo sistema de control de calidad de la educación. Como se demostró en un seminario internacional, celebrado recientemente en Nizhny Novgorod, sobre la elaboración de los planes estratégicos y el control de la calidad de la educación en los centros de estudios teológicos, el problema de la falta de criterios uniformes para evaluar el nivel de educación, en igual medida, preocupa también a todos los representantes de las iglesias ortodoxas. La ideología del Proceso de Bolonia, por un lado, proporciona la oportunidad para el intercambio de estudiantes y, por el otro, literalmente, obliga con atención a comprender los principios de la evaluación del nivel de la educación. En la actualidad está teniendo lugar el proceso de creación de un organismo, común a todas las iglesias ortodoxas, para el control de la calidad de la educación en los centros de educación superior teológicos, y yo no tengo ninguna duda de que la actividad de los responsables del control de la calidad de la educación de los seminarios y academias deberá estar correlacionada con la actividad de este organismo.

En cuanto a las formas concretas de evaluación, nosotros no creemos que los tets sean un medio universal. Para cada tarea se debe seleccionar la forma más exitosa de evaluación y certificación: en algún lugar pueden ser los tests, en otros casos, los trabajos escritos, o improvisaciones, y en algunos casos, puede ser solamente una respuesta oral. Nos oponemos firmemente al enfoque mecanicista de la evaluación de la calidad de la educación: ya que nuestra tarea no es enseñar a los estudiantes "dar satisfactoriamente los exámenes" o "pasar un test", sino educar a la persona de manera armónica, íntegra, que ame a Dios y a la Iglesia. Ahora, trate de encontrar criterios objetivos que puedan ser imparciales para medir el nivel de oración, el grado de piedad, o el porcentaje de sacrificio del egresado. Y son estas cualidades las que en primer lugar determinarán la calidad de su futuro ministerio como sacerdote, y no el saber de los detalles de las controversias teológicas o incluso de los episodios de la narración bíblica.

D.T.: En el curso de la reforma se revelan muchos arraigados y dolorosos problemas. En su opinión ¿cuáles son los que requieren más atención? ¿A qué hay que prestar más atención ahora, para que no resulte que el problema no fue resuelto, sino que sólo se le ha dejado de un lado? ¿Qué excesos, en la reforma actual, se deben tratar de evitar?

P.V.: El problema global, sin resolución del cual no se debe esperar ningún resultado positivo de la innovación, es sobre el lugar de la educación teológica en la Iglesia como tal. El Patriarca Kirill presta una especial atención a la reforma actual, ya que precisamente aquí se sientan las bases de una nueva vida eclesial de acuerdo a los desafíos de la contemporaneidad . Sin embargo, no todos los miembros de las estructuras administrativas de la iglesia comprenden plenamente que la escuela religiosa no es un lugar de servicio de los intereses del prelado, sino que el principal centro catalizador de una serie de procesos que son vitales para la Iglesia de hoy. Si el nivel de abastecimiento es inferior al del mantenimiento de la casa del prelado, entonces, deja qué pensar esa diócesis. La actitud del principio de “lo que sobre” para la educación religiosa, inevitablemente, conllevará a la misma actitud por parte del sacerdote hacia su actividad en la parroquia: si él ve que la importancia de la formación teológica para el sacerdote es más un hecho virtual, de declaración, y no de un valor real, entonces, motivación para aprender y para avanzar en sus actividades profesionales él no tendrá. Por supuesto, y en parte, este tipo de motivación puede ser "corregido" por medidas administrativas: obligatoriedad de una re-certificación de los clérigos y profesores, una clara clasificación de cargos en dependencia del nivel educacional y de otras maneras, pero todo esto puede convertirse fácilmente en un asunto inoperante. Una tarea más compleja, pero, al mismo tiempo, más prometedora es elevar el estatus de la educación religiosa y de la teología como tal, tanto en el ámbito de la iglesia, así como y en todo el espacio educativo. Aquí son insuficientes los recursos administrativos o financieros: debe ocurrir un determinado cambio en la conciencia de la comunidad eclesial, ella debe llegar a querer a la ciencia eclesial, comprender su importancia y vitalidad, dejar de ver en los teólogos a ociosos, o peor aún, "destructores secretos" de la vida espiritual. Si el pensamiento teológico no se convierte en la principal fuente de inspiración para todos los miembros de la Iglesia, entonces, la educación religiosas, por más razonables y exitosas que sean las reformas, quedará suspendida en el aire y no será necesaria para nadie. Cuando los miembros de la Iglesia tienen miedo, no quieren y no saben cómo pensar teológicamente esto es siempre una tragedia para la Iglesia: negarse a hacer preguntas y tener la valentía de buscar respuestas a ellas, es diagnóstico de estancamiento y decadencia. Confiemos en que este no es nuestro caso…

taday.ru /Bogoslov.ru

добавить на Яндекс добавить на Яндекс